Petri Fernández, nueva incorporación a la Colección de Arte Taranconero

Desde la derecha: Josemi Lozano, María Antonia Fernández y Petri Fernández.
Desde la derecha: Josemi Lozano, María Antonia Fernández y Petri Fernández.

La Colección de Pintura Emiliano Lozano, ubicada en Casa Parada, añade una firma más a la colección de Arte Taranconero que ofrece al público la posibilidad de conocer a diferentes autoras y autores a través de exposiciones temporales.

 

Hoy se ha inaugurado la muestra de pinturas de Petri Fernández Bonilla, licenciada en farmacia que nació en Tarancón y después se marchó a Castellón, donde vivió con su esposo, médico de profesión. El concejal de Cultura, Raúl Añover, ha explicado que “es evidente que la pintura de Petri bebe directamente de la pintura de Emiliano Lozano”, recordando, por ejemplo, las rosas de sus famosos bodegones. La muestra permanecerá abierta al público todo este mes.

 

Antonia Fernández ha explicado en su intervención que “el arte nos convoca una vez más, de manera ceremonial, en un acto de reconocimiento, memoria, amistad y afecto”.

 

Aunque Petri ha ligado toda su trayectoria profesional al ámbito de la salud, la pintura ha sido una constante que no ha descuidado y ha procurado cultivar y enriquecer siempre que ha podido. “La pintura se convierte en una actividad cotidiana y esencial en su vida, quizá en una terapia, especialmente tras un proceso de cuidado y pérdida: la enfermedad y muerte de su madre”, cuenta Antonia.

Desde la derecha: María Antonia Fernández, Petri Fernández, Raúl Añover, José Manuel López Carrizo y María Jesús Bonilla.
Desde la derecha: María Antonia Fernández, Petri Fernández, Raúl Añover, José Manuel López Carrizo y María Jesús Bonilla.

Petri Fernández ha contado hoy que “no te tenido la suerte de encontrarme nunca con Emiliano, no he estado entre sus pinceles y no he recibido lección suya, de momento”. Sin embargo “yo admiré a Emiliano Lozano de siempre. Tendría yo unos nueve años cuando mi abuela me mandaba a Correos a poner unos paquetes cuadraditos, muy justos de peso, envueltos en arpillera, cosidos, a unas direcciones que a mí me asustaban. Sé que alguna vez de aquellas direcciones dirigido a mi abuela vino un retrato casi de tamaño folio, diría yo que hecho a lápiz, aunque no era lápiz”, le acompañaba una tarjeta “felicitándola por su cumpleaños, y aquello estaba firmado por Emiliano”. El artista fue entonces para Petri “algo inaccesible, fácil, sin embargo, dificilísimo porque yo quería copiar sus dibujos, las expresiones, las caras de esas gentes del pueblo que yo había visto, que yo conocía”.

Petri Fernández y María Antonia Fernández.
Petri Fernández y María Antonia Fernández.

Pasaron los años, vinieron los programas de las fiestas con los dibujos de Lozano, “¡Otra vez Emiliano!”, recordaba Petri. Siguió transcurriendo el tiempo, “y como la vida da sorpresas, yo me lo encontré por la calle, me parecía altísimo, tan flaco, siempre tan serio, me imponía, nunca me atrevía a acercarme a él”. Pero él “había sido el que había despertado en mí ese gusanillo”. Y muchos años después “me abre las puertas de su casa para decirme que lo que yo hacía a mi manera es arte taranconero”, concluía la artista.

 

Josemi Lozano, representante de la familia Lozano de la Pola, que ha donado la Colección de Pintura Emiliano Lozano al pueblo de Tarancón de manera altruista, ha señalado que con Petri ya son diez los artistas que han expuesto en la sala itinerante del Museo. También ha dado las gracias al Ayuntamiento de Tarancón por su trabajo a favor de la cultura, y a Antonia Fernández y María Cruz Rodríguez por su colaboración. “Esperamos que pronto tengamos el ascensor para poder darle accesibilidad, y hacemos un museo inclusivo, como debe ser”, recordaba Josemi. Finalmente ha felicitado a los asistentes el día dedicado a la patrona, la Virgen de Riánsares.

 

 

Mucho más que pintura

Petri Fernández Bonilla es una de las primeras mujeres de Tarancón que se licenció en la Universidad (farmacia), junto a su amiga Julia Arquero, que estudió medicina. Petri cursó en Tarancón sus estudios primarios, aquí conoció, y se casó, con Santiago Moya, pediatra en el Hospital Santa Emilia de Tarancón y alcalde de este municipio.

 

Según cuenta Antonia Fernández Valencia en el catálogo que ha editado el Ayuntamiento de Tarancón sobre la exposición, Petri y su esposo se instalaron en Castellón. “Ese matrimonio frenó su autonomía profesional: el deseo de su padre de ponerle una farmacia quedó frustrado”. Pero esta artista taranconera en su nueva ciudad se sumó a la actividad de su marido como médico, que “recibe avisos y pacientes las veinticuatro horas del día, colabora en la consulta, tiene la casa preparada para el ejercicio médico… la colaboración es perfecta dados sus conocimientos farmacológicos”.

 

Sin embargo, la vida le dio un duro revés a Petri, antes de cumplir las bodas de plata, Santiago falleció viajando a Tarancón. Así que la taranconera “profesionalmente se centró en la realización de análisis clínicos. Sus intentos de establecerse de nuevo en Tarancón y abrir una farmacia fracasaron por la resistencias del Colegio de Farmacéuticos de Cuenca. Pero Tarancón siguió siendo una referencia esencial, un lugar de refugio, como demuestra su seguir viniendo cada año a pasar largas temporadas”.

No hay comentarios aún

¿Qué opinas?

MUCHO MÁS QUE UNA WEB
En plazadelcomercio.es tu negocio se beneficia de un espacio con amplia audiencia interesada en conocer todo cuanto ocurre con las empresas de Tarancón, su comarca y la provincia de Cuenca. Además, ponemos a su disposición estrategias personalizadas de marketing y comunicación online.
BÚSCANOS EN LAS REDES SOCIALES
En plazadelcomercio.es encontrarás mucha información útil sobre comercios, empresas, industrias, eventos... pero también regalazos. No te pierdas los fantásticos sorteos que hacemos en Facebook. ¡También estamos en Twitter!. Hazte fan de plazadelcomercio.es y estarás al tanto de todo.